El Ayuntamiento adjudica la mejora urbana del centro de Alcossebre
Se actuará en calle Rench, camino L’Atall y plaza Constitución creando una plataforma única que potenciará el espacio como eje turístico y comercial y favorecerá la convivencia entre peatones y vehículos.

Está previsto que las obras den inicio a mediados de este mes de diciembre con una previsión de duración de cuatro meses.



El Ayuntamiento de Alcalà-Alcossebre ha adjudicado a la empresa BECSA la realización de los trabajos de mejora del centro de Alcossebre, mediante la reurbanización y renovación de dotaciones del eje formado por la calle Rench, camino L’Atall y plaza Constitución. La obra se ha adjudicado por 694.935 euros que se financian a través de los fondos europeos Next Generation reflejados en el Plan de Sostenibilidad Turística en Destinos obtenido por el municipio.

Está previsto que las obras den inicio a mediados de este mes de diciembre por lo que se informará gradualmente a los establecimientos de comerciales y hostelería, para que retiren los elementos que ocupan la vía pública. La actuación contempla un período de ejecución de cuatro meses, por lo que se espera que, de cara a la primavera, pueda estar finalizada.

El objetivo de la actuación es favorecer la convivencia entre peatones y vehículos, creando un eje de conexión con la franja marítima (plaza Vista Alegre y calles La Timba y Santa Lucía) y crear un espacio urbano más agradable y atractivo, vpor lo que se optará por la instalación de jardineras y nuevo mobiliario urbano y se optará por unificar las pérgolas y toldos a utilizar por parte de los establecimientos. Está prevista la plantación de 5 grandes palmeras en la plaza Constitución y 40 árboles en grandes maceteros. Respecto a la movilidad, se opta por una solución de plataforma única, lo que supone una gran flexibilidad a la hora de adaptarse a los distintos usos de la zona y favorecer la convivencia entre peatones y vehículos.

El Alcalde Francisco Juan destacaba que “nuestra idea es que la obra pueda comenzar lo antes posible y que se generen las menores molestias posibles para vecindario y establecimientos aunque está claro que, durante unos meses, deberemos convivir con la obra con el objetivo de que, al finalizar, tengamos un nuevo eje urbano adaptado a los nuevos tiempos”.