El mercado de Alcossebre cambia de ubicación y reduce el número de puestos de venta para adaptarse a las medidas por la Covid-19

El mercado estival de Alcossebre se adaptará a las medidas de seguridad e higiene que exige la COVID-19, cambiando su ubicación y reduciendo el número de puestos de venta. A partir del 30 de junio, el mercado ya no estará emplazado, como en otros años, en el camino L’Atall zona Paseo Marítimo y zona de Las Fuentes sino que ocupará el aparcamiento de la calle Jai Alai, junto al paseo de Las Fuentes. Este cambio de ubicación se debe a que las calles en las que se emplazaba el mercado no cuentan con los metros suficientes para garantizar las medidas exigidas por las autoridades sanitarias, para garantizar el distanciamento social y el control de aforo. Además, el cambio de sentido en los accesos al puerto de Las Fuentes, accediendo ahora los vehículos por la rotonda sur también dificultaban seguir con esta ubicación. Al ubicar el mercado en el aparcamiento será posible realizar un vallado perimetral con accesos por dos entradas y salidas que estarán controladas por la Policía Local calculando el número de personas que acceden, lo que permitirá controlar el aforo.

Otra modificación del mercado consistirá en la reducción de los puestos de venta, optando por mantener los puestos de alimentación, siguiendo así las directrices marcadas por las autoridades sanitarias. “Este mercado reunía a una gran cantidad de personas generándose muchas aglomeraciones de personas en muy pocos metros cuadrados, lo que ha hecho que en numerosas ocasiones tenga que intervenir la Policía Local para su regulación y buen funcionamiento. Pensamos que este verano, debido a la pandemia de COVID-19, lo más importante es garantizar la seguridad de todos, tanto de nuestros vecinos y vecinas como de las personas que nos visitan y por eso adoptamos estas medidas. Garantizar la seguridad y el distanciamiento social está por encima de todo”, ha destacado el concejal de Comercio, Miguel Martorell.