El Ayuntamiento plantea peatonalizar el centro de Alcossebre para promover la seguridad de los peatones y posibilitar las ampliaciones de vía pública

Se peatonalizarán: camino L'Atall y la calle Rench -en ambos casos, desde la calle Alcalà hasta la plaza Constitución- y las calles Vistabella y Sant Benet.
Cambios circulatorios: modificación del sentido del tráfico de la calle Alcalà desde el camino L'Atall hasta la avenida Valencia y la avenida Valencia se convierte en vial de sentido único, dirección norte-sur.

El Ayuntamiento de Alcalà-Alcossebre cuenta ya con una propuesta para conjugar la seguridad de los peatones y promover la actividad económica de los establecimientos comerciales, en previsión de las medidas de distanciamiento social que exige la COVID-19. Tras estudiar los posibles escenarios y cómo podrían afectar a la circulación y la movilidad tanto de personas como de vehículos, desde el Ayuntamiento se considera como la mejor opción peatonalizar las calles más céntricas de Alcossebre, en concreto el camino L'Atall y la calle Rench -en ambos casos, desde la calle Alcalà hasta la plaza Constitución- y las calles Vistabella y Sant Benet. Esta peatonalización conllevaría la modificación del sentido del tráfico de la calle Alcalà desde el camino L'Atall hasta la avenida Valencia y la avenida Valencia se convierte en vial de sentido único, dirección norte-sur.

Con esta modificación de la movilidad, se pretende aumentar el tránsito de peatones por el centro de Alcossebre, lo que beneficiará a los locales comerciales y de restauración. Al mismo tiempo, al canalizar el paso peatonal por la calzada, se ampliará el espacio por el que circulan los peatones garantizando que residentes, visitantes y, en general, cualquier persona que transite a pie pueda mantener las distancias de seguridad.

También se posibilita que las aceras queden libres para poder ceder su espacio a los locales que han solicitado la ampliación de ocupación de vía pública para que en sus terrazas también se pueda cumplir con las medidas de distanciamiento. De hecho, desde el Ayuntamiento se están tramitando las más de 30 solicitudes presentadas por establecimientos locales para ampliar la ocupación de vía pública.

También se ha previsto que los cambios circulatorios y la ampliación de terrazas supondrán el traslado del 20% de las actuales plazas de zona azul a las ubicaciones más cercanas posibles. Se adoptarán las medidas necesarias para garantizar que se habiliten nuevas zonas de aparcamiento para facilitar el desplazamiento desde zonas próximas y se facilitará que los residentes puedan acceder a sus aparcamientos privados, aunque estén en zona peatonal.

El Alcalde Francisco Juan ha destacado que "estamos ante una situación extraordinaria que exige medidas extraordinarias y pensamos que estos cambios pueden beneficiar a todos ya que ahora mismo lo más importante es la salud y con estas medidas garantizamos que todos los peatones puedan respetar la distancia de seguridad. Al mismo tiempo, buscamos que medida repercutan positivamente en la economía local".

La propuesta se ha comunicado a los establecimientos de la zona y se ha hecho pública para que tanto residentes como comerciantes y restauradores puedan realizar sus aportaciones, antes del 20 de mayo, a participa@alcaladexivert.es , con el fin de que todo el proceso cuente con la máxima participación.

DOCUMENTO INFORMATIVO PARA RESIDENTES Y PROPIETARIOS DE ESTABLECIMIENTOS